RENACER HOY

El porqué de RENACER HOY

Re –nacer, esa fue la sensación que vivimos y sentimos a la hora de elegir el nombre. No tuvimos duda, sabemos de qué hablamos, lo hemos vivido.

El consumo de drogas es un mundo con vida propia, se inicia como diversión, como curiosidad y para relacionarse con los demás, con el uso se transforma en todo lo contrario: aislamiento, dolor, incomprensión. Es algo más que una cuestión moral o de fuerza de voluntad, se convierte en una manera de vivir o sobrevivir.

La vida no ofrece muchas segundas oportunidades, pero están ahí, esperando que uno esté dispuesto a dejarse llevar un poco, lo suficiente para poder alejarse del consumo y su mundo, y así ir reconstruyendo el ser humano que hay detrás de la adicción.

Volvimos a Nacer……………somos afortunados.

 

EL VIAJE DE LA VIDA

La vida es un viaje desconocido, de aprendizaje. Un viaje incierto, sin manual de uso, salvo las propias experiencias y la búsqueda de estados de plenitud o satisfacción. Aprendemos con nuestros propios tropezones, y aunque complicado a veces, nos rehacemos de ellos, nos levantamos y volvemos a la vida, con más sabiduría y menos ganas de perder el tiempo.

Pero a veces es más que un tropezón, es un caos, es un haber perdido el norte, es un sentirse vacío, sin entender nada, salvo la necesidad de huir de lo desagradable que se ha vuelto la vida sin drogas. Es el precio a pagar. Es lo complicado.

Nadie elige destrozarse la vida cuando se empieza en el mundo del consumo de drogas. Nadie elige el sufrimiento que puede venir detrás de ese proceso de vida. Claro que hay elecciones, pero ¿son conscientes?.

Nosotros no trabajamos con pacientes, los pacientes esperan pacientemente que los salven. Nosotros trabajamos con clientes, clientes que asumen la responsabilidad de tener un serio problema y por lo tanto la conciencia de que ellos son los protagonistas de su sanación. Acompañamos, no salvamos.

Consideramos que la recuperación tiene cierta similitud conel mito de Ulises – el regreso del héroe a Ítaca– que refleja los avatares y aventuras que se desarrollan en un viaje, las personas que encuentras en el camino, los peligros a los que haces frente y sobre todo….la esperanza y la persistencia para volver un día a Ítaca- Al sí mismo:

El mito tiene múltiples paralelismos con el proceso terapéutico, como un itinerario humano, pruebas de la vida a las que hay que hacer frente. Una de esas pruebas era ser capaces de no caer en la tentación del canto de las sirenas (consumir drogas). Unos seres extraños que tenían la importante capacidad seductora para hacer que sus víctimas perdieran el norte y olvidaran todo aquello en lo que hasta entonces habían creído, al punto de que ya no serían capaces de reconocer a su propia familia.

Las Sirenas (al igual que las drogas) podían lograr que cualquier hombre perdiera el mapa de su propia vida y de sus recuerdos.

El trabajo terapéutico trata de recuperar el rumbo perdido, trata de volver a conectar la brújula interna con la que nacemos y que queda distorsionada por el consumo y por las emociones no maduradas en la vida corriente, que descontrolan el presente

¿Te apetece recuperar tu vida? ¿Re-nacer de nuevo? 

Proponemos un tratamiento de 6 meses separado en 2 etapas. La primera, una estancia de 10 días de trabajo personal intensivo en una casa rural rodeados de la naturaleza. Y la segunda etapa, acompañamiento terapéutico, individual y grupal (3 veces por semana) más el soporte adicional de los grupos de 12 pasos tanto de tu zona, como de los chats online existentes. Es un trabajo de día a día, de continuidad. Como el diabético toma su insulina cada día, la persona con problemas de adicción ha de conectar con la recuperación día a día, sumando logros con paciencia y conciencia.

La propuesta va dirigida a aquell@s que estén hartos del sufrimiento y estén dispuestos a trabajar por recuperarse. Actualmente se sabe casi todo sobre adiccionesy aún así, sin la colaboración de la persona que tiene la dificultad, no hay nada que se pueda resolver. Hay que estar dispuesto.

Dispuesto a re-conocer, dispuesto a aprender, a dejarse llevar, a confiar, a hacer esfuerzos; en definitiva  a luchar, pero en un camino  con herramientas suficientes para reforzar la nueva vida.

TE ESPERAMOS

ESTANCIA: del 20 al 30 de abril al (Llegada jueves 20 h a las 17 h, salida domingo 30 de abril, después de comer).

RENACER HOY

La locura de la adicción, lo sé, lo vivo y sin embargo no puedo pararlo. Dejar las drogas nunca fue fácil. Si tú tienes las ganas, nosotros sabemos cómo.

LA ADICCIÓN… UNA ENFERMEDAD.

Las drogas, al ser introducidas al organismo, viajan por el torrente sanguíneo y llegan al cerebro, donde producen alteraciones en el mismo, interfiriendo y modificando los patrones de comportamiento del individuo, así como, en el peor de los casos, su constitución física. Es por este motivo que la adicción a las drogas se ha declarado como una enfermedad:

“Cuando se abusa de las drogas se alteran algunas de las zonas del cerebro, tal como el tallo cerebral -que controla el ritmo cardíaco, la respiración y el sueño-, la corteza cerebral -que procesa la información sensorial y nos permite pensar, planear, resolver problemas y tomar decisiones-, y el sistema límbico -donde se aloja el llamado circuito de recompensa del cerebro, que lleva al individuo a repetir conductas necesarias para la supervivencia y la reproducción, como alimentarse y tener sexo-”.

LA RECUPERACIÓN DE LA ADICCIÓN… UN PROCESO.

Dejar las drogas y empezar a recuperarse no es una acción concreta o un suceso, sino un PROCESO en continuidad, un proceso de Crecimiento y de Cambio de vida. Este es un logro que se consigue día a día. Proponérselo, parar, cortar con el mundo del consumo… son acciones que marcan el inicio de un camino. Lo complicado es mantenerse en él y que se convierta en una nueva forma de vivir.

Es complicado, sin duda, porque dejar de consumir es también atravesar un duelo, pues significa dejar de ser quien uno ha sido, quien uno “es” o cree ser…Es una aventura desconocida, que produce miedo. Significa desprenderse de algo que, aunque arriesgado, es conocido, algo que llega y se mantiene como un refugio engañoso. Alejarse del comportamiento adictivo es un proceso que lleva tiempo; volver a confiar en la vida también.

Nosotros entendemos la adicción como un síntoma de una serie de conflictos más básicos y arraigados.

Por ello, los profesionales que integramos el equipo de trabajo de “Renacer hoy”  nos planteamos el tratamiento de la adicción como un proceso terapéutico educativo y  personal,  con métodos eficaces fruto de la experiencia en el tratamiento de adicciones, tanto a nivel personal como profesional.

Hemos comprobado personalmente, en nuestras propias vidas y en las de muchas otras personas, la importancia de cada uno de los aspectos que proponemos: el Modelo Minnesota (12 Pasos) enriquecido con la terapia gestáltica vivencial, el trabajo emocional y corporal.

EL MODELO MINNESOTA Y LOS 12 PASOS.

Las drogas se introdujeron en España hace aproximadamente 40 años. Su llegada inesperadamente masiva sorprendió desprevenidos a los profesionales. No había formación al respecto y la única respuesta inicial al problema era más del orden punitivo y la cárcel.

Desde entonces hasta hoy se ha adelantado mucho en los tratamientos y se ha investigado hasta la saciedad.  Sin embargo, lo más importante -el poder llegar a la persona que tiene el problema- sigue siendo la dificultad.

El Modelo Minnesota pretende facilitar a la persona el camino de la Recuperación, a través de 12 PASOS, que constituyen un PROCESO DE CAMBIO: de una vida ingobernable -en que la persona se siente “rota” física, mental, emocional y espiritualmente- este proceso la conduce a una vida digna.

Sabemos por experiencia que el Modelo Minnesota es el que más resultados positivos ha tenido y continúa teniendo en la consecución de este objetivo.

Es uno de los tratamientos pioneros en el ámbito del tratamiento de adicciones, con más de 60 años de experiencia, en los que se ha ido mejorando y adaptando a los cambios sociales.                 

Este Modelo surgió de la llamada Experiencia Minnesota, el cuál partió de conceptos nuevos y cruciales. Entre 1948 y 1950 se fundaron tres centros pioneros de tratamiento de alcohólicos en el estado de Minnesota, USA (Pioneer House, Hazelden y WillmarState Hospital).

Desde entonces, se ha continuado con un trabajo clínico sistemático para desarrollar y revisar este modelo integral de atención al adicto y a su familia. Este es actualmente el modelo normativo en la práctica privada de rehabilitación de adicciones en EEUU.

El Modelo Minnesota ofrece un proceso de rehabilitación intensivo, de corta duración, con seguimiento ambulatorio. No aparta al paciente de su medio ambiente de forma radical, y permite la gradual incorporación a sus actividades. En lugar de excluirlo, lo trata con dignidad, ayudándolo a recuperarse física,mental, emocional y espiritualmente.

Además, se encuentra a la vanguardia en cuanto a los conocimientos actuales para tratamientos de todo tipo de enfermedades adictivas.

En este Modelo se estructura la atmósfera terapéutica para ofrecer el apoyo profesional y la guía necesaria para alcanzar las metas de tratamiento. Es un enfoque integral y multidisciplinario, orientado hacia la abstinencia y basado en los principios de los Doce Pasos de Alcohólicos Anónimos (AA) y Narcóticos Anónimos (NA).

El Modelo defiende el concepto de enfermedad pero de la cual ES POSIBLE RECUPERARSE. Pretende dar a conocer un nuevo camino hacia la SOLUCIÓN, basándose en la creación de un ESTILO DE VIDA DIFERENTE.

Para eso es necesario que la persona se comprometa a seguir las propuestas del Programa, que pretende alcanzar dos metas a largo plazo:

1) La abstinencia del alcohol y/o otras drogas.

2) Una vida de calidad con salud física y emocional.

Para lograr estas metas a largo plazo, se trabaja con otras a corto plazo, que son:

1) Ayudar a la persona que sufre el problema y a su familia a reconocer la enfermedad y sus consecuencias en su vida.

2) Ayudar a la persona a admitir que necesita ayuda y convencerse que podrá vivir una vida constructiva con la realidad de su enfermedad.

3) Ayudar a la persona a identificar cuáles son las conductas que tiene que cambiar para poder vivir con la enfermedad en una forma positiva y constructiva.

 4) Ayudar a la persona a traducir su entendimiento en acción para desarrollar un estilo de vida diferente. El modelo Minnesota incluye un programa de Cuidado Continuo desarrollado y estructurado como red de apoyo para la persona en recuperación. 

 LAS TÉCNICAS CORPORALES.

Usamos las técnicas corporales porque la adicción causa efectos químicos importantes en el cerebro y en los centros de recompensa y de placer que residen en él, por lo que cuando se interrumpe el consumo uno se siente aplacado, deprimido, “sin vida”, siendo incapaz de disfrutar de las cosas que antes resultaban placenteras.

Con las técnicas corporales buscamos potenciar la química natural del cuerpo. Es imposible sentirse bien sin mover el cuerpo. El trabajo con el cuerpo mejora la respiración, poniendo el foco en las áreas de bloqueo corporales y en la relajación. Y ayuda a recuperar la energía estancada y la vitalidad, que antes se encendía con el consumo de drogas.

Con los trabajos corporales se adquiere mayor fluidez y conciencia de lo que uno siente y lo que uno necesita. La vida es movimiento.

LA TERAPIA GESTALT.

La Gestalt forma parte de la psicología humanista, que aborda los problemas del ser humano ofreciendo una perspectiva desde el ámbito de la salud, más que de la enfermedad. Se ensalza la salud mental y todos los atributos positivos de la vida. Se considera a la persona como un ser individual, al que es preciso atender de forma multidimensional y personalizada, ayudándole a potenciar y desarrollar aquello que le falta, partiendo siempre de la aceptación personal: se pretende que la persona incremente progresivamente su “darse cuenta”, aceptando ser quien realmente es y no quien querría ser o “debería ser”.

Para conseguir esto, el recurso básico que, desde la Gestalt, va a facilitar el proceso de recuperación y de aceptación personal, son las técnicas gestálticas integradas dentro de los grupos terapéuticos (de auto-apoyo), así como el seguimiento terapéutico individualizado.

El objetivo es facilitar el tránsito de vivir sometido a sustancias externas a vivir “desde dentro”, con mayor conciencia, autonomía y responsabilidad.

La intención de la terapia Gestalt es poder volver a conectar con nuestra naturaleza, con lo que somos, y poder aceptar que cada uno es responsable de su vida.

El adicto no es culpable de su adicción; es responsable de su recuperación.

FASES DEL TRATAMIENTO:

  • 10 días de ingreso residencial.
  • 6 meses de seguimiento ambulatorio:
  • Terapia semanal vía Skype. Horario convenido
  • 2 grupos semanales de refuerzo de 1h30.
  • Posibilidad de retiro de fin de semana con acompañamiento.

Sugerimos la asistencia a los grupos de 12 pasos existentes en tu zona, los de Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos, para consolidar  el trabajo personal. Dichos grupos son independientes y  ajenos a nuestra entidad.

EL EQUIPO:

“Renacer hoy” cuenta con un equipo de trabajo multidisciplinar: Terapeutas, Educadores y otros profesionales con larga experiencia en la recuperación de la adicción, tanto en su propia vida como, posteriormente, en su trayectoria ayudando a otras personas con este mismo problema.

También contamos con servicio médico.  

Marino de la Cruz San Valero

Terapeuta Gestalt y Terapeuta Corporal Integrativo

Educador social 8194                                                             

Fundador y co-director de Espai Gestalt Olot

Ex adicto, desde 1994 (22 años)

Móvil: 639721598

Montse Molina

 Terapeuta Gestalt y en Conductas Adictivas (Modelo Minnesota).

 Educadora y Psicopedagoga (Orientadora).

 Formación en Psicoterapia Integrativa y Eneagrama (Psicología de  eneatipos), Pedagogía Sistémica, Educación Emocional y Terapia   Corporal Integrativa. Recuperada de la adicción desde el 2001 (15 años). Móvil: 627527342

Sílvia Salvat Astorch

Terapeuta Gestalt, Crecimiento personal.

Acompañamiento a la Pérdida y el Duelo. 

Cráneo-sacral, Reflexología Podal.

Fundadora y co-directora de Espai Gestalt Olot.

Móvil: 634 540 902

EL ESPACIO

Tenemos en cuenta que el espacio donde hay que realizar la estancia tiene que tener las condiciones de tranquilidad, harmonia y contacto con la naturaleza para crear un ambiente agradable y de seguridad.

En Maià de Montcal, la Garrotxa (Girona) encontramos “Can Parranxo” una casa que ofrece el confort y la belleza del entorno.

 

 Captura de pantalla 2017-02-12 a las 1.07.47     Captura de pantalla 2017-02-12 a las 1.09.34 sd-20161022-072422      sd-20161105-074252

 VIVIR SIN DROGAS!

10 DÍAS DE INMERSIÓN EN LA NATURALEZA PARA RECUPERAR TU VIDA